sábado, 3 de abril de 2010

MARÍA, ESPERANZA EN LA NOCHE


María, estás sola, ya no tienes a Jesús. entras en la noche de la fe, pero en ella alimentas serenamente la esperanza... "Stabat Mater" Permaneces en pie, en tu alma reina la calma. Nosotros venimos a tu lado para consolarte y eres tú quien nos enseñas con tu serenidad y tu paz, con la fortaleza que irradia tu actitud.

Virgen María, tú nos muestras ya desde hoy el poder y la eficacia de la palabra sustancial que Jesús pronunció ayer desde la cruz: "Ahí tienes a tu madre" Realmente tú eres nuestra madre: nosotros queremos consolarte, pero al verte no podemos ser y no queremos ser más que niños.

Virgen María, Madre nuestra del Sábado Santo, sabíamos que eras para nosotros una madre tierna y bondadosa, pero nunca te habíamos visto tan grande, tan digna, tan fuerte, y a la vez tan dolorosa.. ¡Qué lección para nosotros! Lección de esperanza y de confianza.


Tú nos enseñas cómo hay que llevar el peso del sufrimiento para que sea verdaderamente eficaz y fecundo... con una esperanza siempre viva... una esperanza cuyo único punto de apoyo sea la palabra de Dios, la palabra de Jesús y que nos permitirá entrar en el misterio pascual de la Resurrección.

1 comentario:

Conchi dijo...

Feliz dia con Maria, Madre de la Vida